Vacié el cuaderno de palabras
y solo quedó una esquina vacía
entre mi esternón y el vacío metafísico
de la cabeza vaciada de un centollo
comprendí no sin esfuerzo
que el rellenado de segundos es
una actividad tan decente como otra cualquiera
probada la épica de la opulencia
no querrás que luego me desacostumbre
las palabras serán mucho más tontas y las poesías
también
pero la vida será menos densa
probablemente es ridículo
sentir la culpabilidad de lo bueno
y lo reconfortante de lo malo
pero algo tendré que hacer con ello
aunque solo sea
contar distancias.

j. a. aunión

7 comentarios:

miga dijo...

¡me gustáis mucho! :o)
¿ha vuelto Johny o todavía no se fué?
¿trabaja el miércoles?

Maldito Columpio dijo...

esta en Helsinky hasta el jueves,
he colgado su poema "in ausentis"
:^)

miga dijo...

¡bien hecho!
mañana trabajo de mañana, si estás un ratillo libre te invito a una cocacola cerca de tu casa
0_0

Maldito Columpio dijo...

wheneveryouwant

César Samaniego dijo...

Que caña de jirafa, alucinantemente elegante con un simple trazo...
Saludos!

Maldito Columpio dijo...

Gracias César, tus personajes son buenísimos.

Lucía Borjas dijo...

Hey que será que nos hace dibujar jirafas lectoras, mira mi blog de ilustración!! bellisimo blog este, lástima pobre testículo, no se puede tener todo en la vida...